Visita nuestro blog

Puedes seguir todas nuestras actividades a través de nuestro blog en:

autismoaragon.blogspot.com

 

Dónde Estamos

Calle María Montessori nº 9, Local
Zaragoza

Ver mapa

Contacto:
Teléfono: 976 51 40 04

Equipo técnico:
equipotecnico.autismoaragon@gmail.com
Gerencia:
autismoaragon@gmail.com
 

Servicio de evaluación y diagnóstico

Guardado el 27 de Octubre de 2008

Desde la Asociación Autismo Aragón, apostamos por la evaluación y el correcto diagnóstico como primer y fundamental paso en el largo proceso de la vida de una persona con TEA y su familia. Conocemos, por experiencia, el peregrinaje al que es sometida en muchas ocasiones la familia, que percibe tempranamente que "algo no funciona bien" en el desarrollo de su hijo, pero no encuentra la respuesta clave de ningún profesional. En muchos casos los profesionales de atención directa temprana desconocen los signos de alarma del trastorno autista, y no aciertan en su valoración e intervenciones derivadas de la misma.
Desafortunadamente, en la actualidad, un considerable numero de profesionales relacionados con los niños no detectan estos trastornos, aunque se espera que esta situación mejore y que los casos en edades más tempranas sean remitidos a los especialistas para una intervención más temprana y una apropiada atención a la familia.
El momento por el que pasan unos padres a los que acaba de dárseles un diagnóstico no es nada fácil, por lo que creemos imprescindible la orientación y el apoyo especializado en estos primeros momentos. Se les ofrecerá la posibilidad de acogida de padre a padre del Programa de Acogida de nuevas Familias. También creemos que este paso es indivisible del servicio de intervención, especialmente la intervención sociofamiliar, ya que los beneficios de la realización de una intervención temprana ayuda tanto a padres como a niños.

Este servicio implica una investigación más en profundidad de los niños identificados como de riesgo de padecer un trastorno evolutivo, diferenciando aquí el autismo de otra clase de dificultades evolutivas, e incluye evaluación por especialistas en autismo, animados con la intención de localizar los puntos fuertes y débiles del niño para una mejor intervención y una óptima ayuda a la familia.

Ya que no hay en la actualidad un marcador biológico para el autismo, el diagnóstico debe focalizar su atención en la conducta, además en muchos casos, el autismo parece tener una aparición gradual, a menudo sin una evidencia clara de deterioro sensoriomotor, lo que hace que el Diagnóstico sea muy difícil y se realice a edades un poco avanzadas.

Estudios recientes han demostrado que los síntomas del autismo son constatables a los 18 meses de edad, y que tales síntomas son estables desde los primeros años de vida hasta la edad preescolar (Charman et al., 1997; Cox et al., 1999; Lord, 1995; Stone et al. , 1999) Además, estos estudios han identificado las principales características que diferencian el autismo de otros trastornos evolutivos en el periodo comprendido entre los 20 y los 36 meses de edad. Están implicados síntomas negativos o déficits conductuales en las siguientes áreas: Contacto ocular, orientación hacia su propio nombre, juegos de atención compartida (p.e: señalar, mostrar), juego simbólico, imitación, comunicación no verbal, y desarrollo del lenguaje.>

Una vez que un niño/a haya sido detectado/a positivamente, debería ser remitido para una apropiada evaluación a un clínico experimentado en el diagnóstico de trastornos del desarrollo. Aunque numerosos estudios demuestran que el autismo puede ser diagnosticado con fiabilidad en niños preescolares, normalmente son necesarios clínicos experimentados para un diagnóstico fiable y apropiado (Gillberg, 1990; Lord, Storoschuck, Rutter, & Pickles, 1993; Volkmar et al. , 1994).

Objetivos específicos del programa:

  • Posibilitar un Diagnóstico válido lo más tempranamente posible realizado por profesionales con experiencia en el tratamiento del autismo.>
  • Ofrecer información a los padres sobre el problema de su hijo/a, dándola de una manera veraz y comprensible.
  • Orientar a los padres y darles pautas de actuación, colaborando con ellos en la puesta en marcha y seguimiento de programas individualizados de comunicación, habilidades sociales, habilidades de autonomía y manejo conductual.
  • Facilitar a los padres información sobre recursos disponibles en la Comunidad, procurando una relación estrecha entre todos los implicados.
  • Mantener entrevistas periódicas con la familia para el seguimiento de los casos, apoyándoles especialmente en el difícil momento de un primer diagnóstico.
  • Realizar evaluaciones psicopedagógicas a las familias que así lo demanden.